Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 28 de abril de 2012

Sarinagara - Philippe Forest

Philippe Forest es un parisino nacido en 1962, profesor, escritor, crítico..... y al que llego gracias a una de mis editoriales favoritas, Sajalín editores.

Comencemos hablar del libro por su cubierta, es preciosa, sin embargo (sarinagara), nos horroriza cuando conocemos cuándo y dónde se tomó la fotografía, y fue el 10 de agosto de 1945 en Nagasaki , sí, al día siguiente de haber lanzado la bomba de hidrógeno los norteamericanos en esa ciudad.

Su autor fue Yosuke Yamahata山端 庸介, (1917 - 1966) enviado por el gobierno japonés de entonces para que documentara fotográficamente el horror.

De todas formas, el fotógrafo estaba acostumbrado al horror, como nos recuerda Forest, estaba al servicio de uno de los regímenes militares más bárbaros del pasado siglo, él acompañó a la marina militar japonesa a lo largo de los campos de batalla de Asia, entre 1941 y 1944, sin embargo (sarinagara), sus fotografías de aquel entonces, no revelan la barbarie de la que, sin duda, fue testigo.


Dos fotografías de Yosuke Yamahata hechas en muy poco tiempo, sin embargo (sarinagara), parecen dos personas distintas.

Yamahata cuando recibe el encargo de documentar la atrocidad, coge su pesada Leica y carretes suficientes. Con él iban cuatro hombres más. En 1966 muere a los 48 años víctima de un cáncer de duodemo. Philippe Forest novela qué sintió este hombre cuando estaba en su cuarto oscuro revelando las fotografías, pues, él nunca habló de ello.

Esta biografía del fotógrafo es, en realidad, la última de la que nos habla, a su manera, el autor. Los otros dos son Kobayashi Issa, 小林一茶, (1763-1827) y Natsume Soseki, 夏目 漱石, (1867-1916).

Issa Kobayashi, escritor y muy famoso por sus haiku, fue un hombre que no tuvo mucha suerte en la vida. Además, de tener una niñez muy desgraciada, vio morir a cinco hijos y a su primera esposa, se casó dos veces más y murió en la más absoluta pobreza.
Kobayashi Issa

Natsume Soseki es muy conocido entre los amantes de la literatura japonesa, las novelas que yo leí de él son Sanshiro, BotchanSoy un gato y Kokoro, ésta fue la primera que leí de este autor y con la que lloré (vaya lagrimones que me cayeron). También Soseki vio morir a una hija.

Natsume Soseki
A Philippe Forest, el fallecimiento de una hija de cuatro años le lleva, junto a su esposa, a viajar a Japón y novelar la vida de esos personajes. ¿Cómo sobrevivir al más asolador acontecimiento?

El libro se divide en un prólogo y siete capítulos: París. Historia del poeta Kobayashi Issa. Kioto. Historia del novelista Natsume Soseki. Tokio. Historia del fotógrafo Yosuke Yamahata. Kobe.

En el prólogo nos cuenta qué significa la palabra sarinagara. Viene en un poema de Kobayashi Issa:

tsuyu no yo wa 
tsuyu no yo nagara
sarinagara
solo rocío
es el mundo, rocío
y sin embargo.
Philippe Forest
Sarinagara fue publicado en 2009, traducido por Güido Sender Montes. (en la hoja donde se mencionan los derechos de autores, entre otras cosas dice, prohibida la venta en los países de América Latina, qué cosas)

sábado, 21 de abril de 2012

Kiseki (Milagro) 奇跡 - Hirokazu Kore-eda 是枝裕和

Ya tenemos en cartelera la última película, que su director, Hirokazu Kore-eda  是枝裕和, nos presentó en el 59 Festival de San Sebastián (2011) y donde le dieron premio del jurado al mejor guión.

Supongo que este premio tan soso fue para que no se fuera de vacío después de tantos años visitándonos, yo se los habría dado todos (por decir estas cosas nunca seré llamada a formar parte de un jurado).

Kiseki -Milagro-, trata de dos hermanos que al divorcio de los padres uno se queda con la madre y otro con el padre, viviendo en ciudades distintas y pareciendo ellos los mayores, a pesar de la corta edad que tienen. El milagro hace referencia al deseo que deben pedir cuando dos trenes de alta velocidad se encuentren en un punto de su trayectoria. Para llegar hasta allí, cada uno de los hermanos se las ingenia con sus amigos, éstos también tienen un deseo que pedir, el milagro tal vez suceda.

Hirokazu Kore-eda  (Tokio 1962) es uno de los mejores directores contemporáneos, hay que ver su cine despacio, fijándonos en todos los detalles y disfrutar de todo cuanto veamos. Mientras veía a Kiseki quería volver a ser niña, una niña feliz.

Reparto:

Koki Maeda 前田航基 (まえだ こうき), Koichi Osako
Oshiro Maeda, 前田旺志郎 (まえだおしろ), Ryonosuke Kinami
Nene Otsuka, 大塚寧々 (おつかねね), Nozomi Osako
Joe Odagiri, オダギリジョー (おだぎりじょえ), Kenji Kinami
Yui Natsukawa, 夏川結衣 (なつかわ ゆい), Kyoko Ariyoshi
Hiroshi Abe, 阿部寛 (あべ ひろし), Mamoru Sakagami
Masami Nagasawa, 長澤まさみ (ながさわ まさみ), Mimura
Yoshio Harada, 原田芳雄 (はらだよしお), Wataru Yamamoto
Kirin Kiki, 樹木希林 (きき きりん), Hideko Osako
Isao Hashizume, 橋爪功 (はしづめ いさお), Shukichi Osako
Ryoga Hayashi, Yu Hukumoto
Hosinosuke Nagayosi, Shin Ota
Kara Uchida, Megumi Ariyoshi
Kanna Hashimoto, Kanna Hayami
Rento Isobe, Rento Isobe
Hirokazu Kore-eda

domingo, 15 de abril de 2012

Grupo 7 - Alberto Rodríguez

Este viernes me decanté por cine español, es una rara avis que hay que cuidar.

No tengo perdón, cuando hablan de cine español y de sus actores desconecto, así que, cuando me senté en la butaca no sabía que me esperaba. Ahora resulta que Mario Casas es superfamoso, ni idea, a ver qué me perdí, el realmente famoso, en mi mundo, es Antonio de la Torre, al único que conocía de los cuatro que aparecen en el cartel y por el que me decidí a ver esta película.

Si bien está presente durante toda la película, está un paso atrás (en importancia del guión) de su colega Casas, es una pena. Un poco más de atención por parte del director a Antonio de la Torre y le nominaba ahora mismo al Goya de mejor actor del blog de Bara, al principio parece un Chuck Norris (esto no es muy positivo, que nadie se llame a engaños).

Respecto a los otros dos actores, José Manuel Poga y Joaquín Núñez, tampoco los conocía, debemos tenerlos en cuenta siempre que estén presentes, perfectos en sus papeles.

En cuanto al guión, sabemos exactamente desde casi el principio de qué trata y vemos como evoluciona, tengo que decir que bastante bien, aunque el calzador funciona de vez en cuando.

Respecto a las mujeres, papeles muy vistos y que no aportan nada, una esposa que debe ser tonta, Elena, que no se da cuenta de lo que pasa con su marido, otra que engaña con sus encantos resultando que es yonqui, Lucía, y otra puta, no podía faltar, Caoba, muy bien, a ésta la nomino para el Goya de mejor actriz de reparto del blog de Bara (no podía quitar la vista de sus paletos). Pero todos estos personajes no aportan nada, seguimos con un cine de testosterona cien por cien y los papeles (muy vistos en innumerables películas) de las mujeres siempre en un segundo plano.

Más, algunas de las frases del madero Ángel si se las diesen al madero Rafael, ganaríamos todos, Mario Casas no lo ha hecho muy mal, pero le falta un punto y medio o el director no supo dirigirle, un poco menos de presencia y los espectadores acostumbrados al cine de acción, aplaudiríamos con las orejas. (spoiler) Lo del martillo muy bueno, al estilo Old boy, en manos de Antonio de la Torre sería memorable.

Del director, Alberto Rodríguez, no he visto ninguna película, así que no puedo comentar anteriores trabajos, evidentemente, su próxima película no me la pierdo. En esta de Grupo 7 ha hecho un buen trabajo, no es perfecta pero es entretenida, si bien, la forma (spoiler, al final de la peli) de despachar al malo ha sido un poco tosca. Ha mejorado bastante a la de No habrá paz para los malvados, por tanto, mejor que Urbizu (respecto a esta última, claro, pero el papel de Santos Trinidad no ha sido superado), sin embargo, por el fallo de dar a Casas tanto protagonismo (tal vez haya sido impuesto) en detrimento de Antonio de la Torre, no le puedo dar un cum laude.

De qué va la película, muy sencillo, está ambientada unos años antes de la inauguración de la Expo-92. Se desarrolla en Sevilla y la policía tiene la misión de limpiar el centro de la ciudad de yonkis. Los derechos constitucionales se los pasaron por el arco de triunfo de los policías, así que, la línea que debiera separar a los buenos y a los malos, no existe. Aquí, destacar a todos los actores que hacen los papeles de los malos (no encontré por ninguna parte sus nombres), (spoiler) lo del barrio degradando a los policías, muy bueno.

Muy recomendada esta película si os gusta el cine de acción. Se mezclan imágenes reales de la construcción del recinto de la Expo de Sevilla, creo que muy bien.

Reparto:

Antonio de la Torre, Rafael
Mario Casas, Ángel
José Manuel Poga, Miguel
Joaquín Nuñez, Mateo
Inma Cuesta, la mujer de Ángel, Elena
Estefanía de los Santos, Caoba
Julián Villagrán, el confidente yonqui (excelente)
Lucía Guerrero, Lucía
Alberto Rodríguez

martes, 10 de abril de 2012

El libro del té (The book of tea) - Kakuzo Okakura 岡倉 覚三

La crispación que nos rodea tal vez la podríamos olvidar un poco con lecturas como El libro del té (The book of tea), de Kakuzo Okakura 岡倉 覚三.

Con esta edición, el debate sobre libro electrónico y de papel lo gana este último, evidentemente. La segunda edición es de 500 libros numerados, se terminó de imprimir en el otoño del 2010, mi ejemplar es el número 155. Está cosido a mano, las hojas son dobles y cada uno de los capítulos con una caligrafía japonesa de Juju Kurihara. Este bello libro lo ha confeccionado Ediciones el Taller del Libro. Ha sido traducido por Pablo Sorozábal Serrano y el diseño de cubierta es de Kiko Argomaniz. Ochenta y siete hojas.

Hasta mi puerta de cañas 
el viento arrastra
las hojas de té.
Basho.


Kakuzo Okakura ( 1862-1913) filósofo, escritor, crítico de arte, fue un buen viajero, para aquella época, estuvo, por ejemplo, en la India y conoció, nada más y nada menos que a Rabindranath Tagore. Escribió toda su obra en inglés. En el Museo de Arte de Boston fue nombrado asesor y primer conservador de la división de arte Chino y Japonés.

El libro del té no trata sobre si hay que tomarse dos o diez tazas de té, ni de sus cualidades medicinales, si es que las tiene, ni de como se cultiva, ni de quien lo vende, sino de la belleza que hay en la ceremonia del té, del taoísmo y del zenismo, poniendo en evidencia las diferencias entre occidente y oriente.

Son siete capítulos, antes del comienzo una hoja con la caligrafía japonesa de un poema de Issa Kobayashi: 


Bajo la flor del té
juegan al escondite
los gorriones...


1. Una taza de humanidad
...el suspirar de los pinos se oye en la tetera con que hervimos el agua...
2. Las escuelas del té
... veinticuatro objetos de que consta el menaje del té...
3. Taoísmo y zenismo
El taoísmo sentó las bases de unos ideales estéticos, y el zenismo se encargó de llevarlos a la práctica.
4. La casa del té
La casa del té (la sukiya) no pretende ser otra cosa que una simple cabaña...
Uno de los primordiales requisitos en un maestro del té es que sepa barrer, limpiar y lavar, pues fregar y quitar el polvo es un arte.
5. La apreciación del arte
Los generales de Taiko se sentirían más satisfechos si, como recompensa por su victoria, se les regalaba una exquisita obra de arte, que si el regalo consistía en la concesión de un enorme territorio.
... es hallado un cadáver semicalcinado, en cuya entraña yace el tesoro que el fuego dejó indemne.
6. Flores
... una flor se marchita, el maestro la deposita tiernamente en el río o le da sepultura bajo tierra con gran miramiento.
7. Maestros del té
... la amistad de un déspota es siempre un honor peligroso. 
... tras lo cual queda al descubierto la inmaculada blancura del traje talar de luto que llevaba puesto... Mira con emoción la hoja resplandeciente...
Kakuzo Okakura
también, Okakura Tenshin 岡倉 天心

lunes, 9 de abril de 2012

Lo que hay que decir - Günter Grass

El Gobierno de Israel declara a Günter Grass persona non grata por el poema titulado Lo que hay que decir, le acusan de antisemita, por ser de las Waffen-SS cuando tenía 16 años, por ser alemán y por hablar de lo que a ellos no les gusta.

No quiero olvidar el genocidio judío, pero tampoco, el de gitanos, deficientes, comunistas, homosexuales, testigos de Jehová, negros...., además, de cualquier disidente político, también sucumbieron a las atrocidades nazis, pero ello no me lleva a criminalizar a toda la sociedad alemana y no quiero imponerle el silencio hacia todos ellos.

Si Günter Grass utiliza su pluma para hacer crítica social, bienvenida, pues, en ese poema no hay nada que no sea cierto, lo cual no quiere decir que, por no apoyar la política exterior de Israel, apoye a Irán, esto es una tontería, las cosas no son así de sencillas. Dejando este tema para otro momento, hay que recordar, como decía arriba, que Günter Grass utilizó siempre la literatura para hacer crítica social, recordad, por ejemplo, El tambor de hojalata.

Lo que hay que decir
Por qué guardo silencio, demasiado tiempo,
sobre lo que es manifiesto y se utilizaba
en juegos de guerra a cuyo final, supervivientes,
solo acabamos como notas a pie de página.
Es el supuesto derecho a un ataque preventivo
el que podría exterminar al pueblo iraní,
subyugado y conducido al júbilo organizado
por un fanfarrón,
porque en su jurisdicción se sospecha
la fabricación de una bomba atómica.
Pero ¿por qué me prohíbo nombrar
a ese otro país en el que
desde hace años —aunque mantenido en secreto—
se dispone de un creciente potencial nuclear,
fuera de control, ya que
es inaccesible a toda inspección?
El silencio general sobre ese hecho,
al que se ha sometido mi propio silencio,
lo siento como gravosa mentira
y coacción que amenaza castigar
en cuanto no se respeta;
“antisemitismo” se llama la condena.
Ahora, sin embargo, porque mi país,
alcanzado y llamado a capítulo una y otra vez
por crímenes muy propios
sin parangón alguno,
de nuevo y de forma rutinaria, aunque
enseguida calificada de reparación,
va a entregar a Israel otro submarino cuya especialidad
es dirigir ojivas aniquiladoras
hacia donde no se ha probado
la existencia de una sola bomba,
aunque se quiera aportar como prueba el temor...
digo lo que hay que decir.
¿Por qué he callado hasta ahora?
Porque creía que mi origen,
marcado por un estigma imborrable,
me prohibía atribuir ese hecho, como evidente,
al país de Israel, al que estoy unido
y quiero seguir estándolo. 
¿Por qué solo ahora lo digo,
envejecido y con mi última tinta:
Israel, potencia nuclear, pone en peligro
una paz mundial ya de por sí quebradiza?
Porque hay que decir
lo que mañana podría ser demasiado tarde,
y porque —suficientemente incriminados como alemanes—
podríamos ser cómplices de un crimen
que es previsible, por lo que nuestra parte de culpa no
podría extinguirse
con ninguna de las excusas habituales.
Lo admito: no sigo callando
porque estoy harto
de la hipocresía de Occidente; cabe esperar además
que muchos se liberen del silencio, exijan
al causante de ese peligro visible que renuncie
al uso de la fuerza e insistan también en
que los gobiernos de ambos países permitan
el control permanente y sin trabas
por una instancia internacional
del potencial nuclear israelí
y de las instalaciones nucleares iraníes.
Solo así podremos ayudar a todos, israelíes y palestinos,
más aún, a todos los seres humanos que en esa región
ocupada por la demencia
viven enemistados codo con codo,
odiándose mutuamente, y en definitiva también ayudarnos.

El poema lo copié de El País. Traducción de Miguel Sáenz. El texto original en alemán se publicó en el diario Süddeutsche Zeitung.

domingo, 1 de abril de 2012

Aung San Suu Kyi, libre y miembro del Parlamento

Aung San Suu Kyi

Creo de crecí viendo en los informativos noticias sobre Aung San Suu Kyi, que nos contaban, escuetamente, que la junta militar de Birmania (República de la Unión de Myanmar) la tenía en arresto domiciliario. Ahora ha salido elegida miembro del Parlamento y parece que la democracia llega al país.

Me alegro mucho por ella y por todos sus compatriotas. En España no estamos en arresto domiciliario, pero casi, este Gobierno me produce vómitos, quiero que se largue, ¿quién demonios lo ha votado?, es facha hasta los tuétanos, tengo ganas de leer el proyecto de ley de los presupuestos que aprobó el viernes, aunque no soy creyente, supongo que no pararé de hacerme cruces según vaya leyendo. Ah!, fui la única de mi centro de trabajo en ir a la huelga. Para llorar. A pesar de todo, estas vacaciones voy a hacer un pequeño viaje, a ver mundo, a divertirme y a aprender.