Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 31 de agosto de 2013

Tokyo 2020 東京2020

Este cartel estaba en el metro de Tokio (cómo lo echo de menos, tengo que volver).

Dentro de unos días se decidirá qué ciudad será la que organice las Olimpiadas en el año 2020: Tokio, Estambul o Madrid.

Ahora yo me pregunto, ¿tengo que apoyar a Madrid?.

Detesto el gobierno de los recortes y por extensión a esta alcaldesa y a toda su cohorte, incluido el gobierno de la Comunidad, que están acabando con la ciudad, ¿habéis visto cómo está Madrid de sucia?, ¿habéis visto qué están haciendo con la educación?, ¿habéis visto qué están haciendo con la sanidad?, ¿habéis visto cómo se ha recortado en servicios sociales?. Acabaremos como en la Edad Media, con pobres por todas partes y solo unos pocos tendrán la riqueza.

¿Quién se beneficiará en España, quién llenará sus cuentas bancarias si las Olimpiadas se celebran en Madrid?. Creo que la contestación a estas preguntas nos dirán si debemos apoyar la candidatura española. No confío en este gobierno, no hay que olvidar que están saneando las cuentas de los bancos. Además, la deuda municipal de Madrid es cercana a 8.000 millones de euros. Y la de la Comunidad de Madrid es superior a 15.000 millones de euros. A pesar de estas escandalosas cifras, aquí no está contabilizada la deuda oculta (compromisos de pago futuros). De ahí que, seguirán endeudándose más y más. Cuando la situación sea insostenible, será la excusa perfecta para el traspaso de la propiedad total de grandes infraestructuras (como son los hospitales) a manos privadas.

Así que, la contestación a que si tengo que apoyar la candidatura de Madrid para que celebre las Olimpiadas en 2020 es, NO.
Nunca una mascota (no oficial, eh!) dijo tanto.

Y esta semana fue noticia que Messi se ha negado a participar en un vídeo promocional de la candidatura de Madrid para las Olimpiadas 2020, pues, genera grandes ingresos publicitarios de Japón.

Muy bien Messi, aunque sea por motivos distintos, yo también prefiero apoyar a Tokyo. Messi Kimochi. Messi mo, Angfa mo, niyiu go sai. Eso es lo que dice el astro argentino, que se siente Messi y que tiene 25  años al igual que Angfa.
Ese es un vídeo promocional de la ciudad de Tokio, visitar su web, pongo el enlace en inglés.

domingo, 25 de agosto de 2013

El horror - Carlos Boyero


"Cuesta imaginar cómo pudieron sobrevivir durante una década la gente del Vietcong que hizo la guerra ocultándose en las toperas, túneles a lo largo de kilómetros, cercanos a Saigón, en los que vivían permanentemente y desde los que acosaban al Ejército norteamericano en plan guerrillero, apareciendo para golpear con las trampas más sofisticadas y desapareciendo inmediatamente bajo tierra. Esos túneles eran tan estrechos que no concebías que seres adultos y con unos kilos de más pudieran moverse por ellos. Cuando visité las toperas solo los niños podían introducirse en ellas. A un aparatoso y exhibicionista señor porteño que se empeñó en meterse en ellos para hacerse la fotito verificadora, hubo que sacarlo con esfuerzos proteicos, casi con polea.

Pero después de constatar la heroica capacidad de resistencia de esos soldados, sobreviviendo como topos, buscas datos sobre los muertos en ambos Ejércitos y deduces que fue una guerra excesivamente descompensada. Murieron 58.000 soldados norteamericanos y tres millones de vietnamitas. Una victoria muy cara. Sospecho que lo que movilizó a la opinión pública de cualquier parte del mundo contra esa interminable masacre, más allá de las atroces estadísticas de muertos, fue el masivo impacto emocional que provocó la fotografía de una desvalida niña vietnamita corriendo por una carretera después de haber sido abrasada con napalm. Hay que ser una bestia para no conmoverse e indignarse cuando ves niños, forzosamente inocentes, masacrados por la guerra, eso que los cínicos denominan como inevitables daños colaterales.

La espeluznante imagen de montones de críos sirios en estado convulso, gritando como poseídos, después de haber sido machacados con gases tóxicos, haciendo tan real como entendible la desolada certeza de Kurtz desde el corazón de las tinieblas (“El horror, el horror”) tal vez sirva para que la ONU y EE UU se tomen en serio lo de detener esa salvajada.

 Es curioso que Estados Unidos se escandalice por el uso de armas químicas. Que incluso lo utilizara como falso pretexto para invadir Irak. No tuvieron el menor escrúpulo para hacerlo en Vietnam. Y no sé si las bombas atómicas sobre Japón tenían componentes químicos o físicos. Sospecho que a las infinitas víctimas, incluidos los niños, les da igual."

Hubo un tiempo que Carlos Boyero me caía como un puñetazo en el estómago. Era oír su nombre y me daban vómitos. Y todo por su antipatía al cine asiático, en general. Pocas críticas le he leído que, más o menos pueda digerir una fan del cine que nos llega de esa parte del mundo, sobre todo, de Japón.

Como quiera que sea, he seguido leyendo las críticas del señor Boyero y, sea porque yo he visto más cine, he leído más sobre directores, actores..., he aprendido más, tengo que reconocer que a pesar de esa supuesta antipatía al cine asíático, este hombre es mucho más que un tipo que va a degüello con algo que no le gusta, su cultura cinematográfica es realmente envidiable.

En fin, como tengo un cariño especial por el periódico El País, siempre lo he visto en casa, creo que desde que se fundó mi abuela lo compraba todos los días, aunque, tengo entendido que no tiene que ver mucho con sus inicios de izquierda, ahora la publicidad manda.

De todas formas, tengo bastantes enlaces en el blog hacia algunas de sus secciones y uno de ellos es a los artículos con los que nos deleita Boyero. En ellos no habla solo de cine, habla de lo que le da la gana y siempre, lo hace removiendo conciencias, no sé si es su intención o no, pero a mi me gusta como pone el dedo en la llaga. Así que, copio el artículo completo puesto entre comillas y en letra cursiva arriba que ha publicado en el diario hace unos días. Siria está en guerra. No somos capaces de solucionar los problemas sin la aniquilación del contrario. Lo peor de todo es que el mayor sufrimiento es para los más inocentes

Phan Thị Kim Phúc, conocida como la niña del napalm. El nombre del resto de niños no los conozco. Solo serán una estadística, tanto los de Vietnam como los de Siria.

martes, 20 de agosto de 2013

El ahorcamiento 絞死刑 (Death by Hanging) - Nagisa Oshima 大島 渚

Uno de los directores de cine más internacionales de Japón es Nagisa Oshima, 大島 渚 (Oshima Nagisa), falleció el 15 de enero pasado en Fujisawa, cerca de Tokio. Había nacido en Okayama el 31 de marzo de 1934.

Y habrá algunos privilegiados (entre los que me encontraré) que podrán ver en septiembre gran parte de su obra en el Festival de San Sebastián, al que dedican una gran retrospectiva.

No voy a prometer que hablaré de todas las películas que se proyecte en Donostia, pues, no se me da muy bien cumplir mis promesas respecto a las entradas que publicaré, aún no cumplí hablar de las que se incluyeron en Japón en negro, donde se había seleccionado de Nagisa Oshima The Sun’s Burial (Taiyo No Hakaba, 1960), que también lo está para esta retrospectiva, así que, no desaprovecharé esta ocasión para traerla al blog. En realidad, están seleccionados todos sus largometrajes. No me puedo imaginar la vida sin el festival de Donostia, es que es magnífico. Además de la retrospectiva de Oshima, habrá una representación asiática que hará las delicias del aficionado más exigente.

De todas formas, como alguna película más del gran Nagisa Oshima voy a traer, ya tendré ocasión para hablar de su biografía. Sus películas más conocidas son El imperio de los sentidos (1976), Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983), Max mon amour (1986) y Taboo (1999), su última película, sin embargo, tiene otras muchas grandes que nos muestra un cine que no tiene nada que ver, por ejemplo, con el de Akira Kurosawa, con el que no tenía una buena relación, es más, era muy crítico con el trabajo de éste.

Oshima siempre utilizó el cine para la denuncia social y su forma de expresarse le causó innumerables problemas con la censura de varios países, sobre todo, en la de su país natal. Ni siquiera su muerte hará posible que sus compatriotas puedan tener fácil acceso a alguna de sus obras.

Su cine retrataba fundamentalmente a los desheredados, hablaba de la explotación infantil, de los olvidados por el milagro japonés después de la segunda guerra mundial, a  las tradiciones japonesas siempre las ponía entredicho...  Fue el emblema de la nuberu bagu, el equivalente japonés a la nouvelle vague francesa de los 50. Sexo, política y violencia, son claves en el cine de Oshima para explicar la sociedad de su tiempo.

El ahorcamiento, 絞死刑  (Koshikei), Death by Hanging, fue realizada en 1968. Nos muestra la crueldad de la pena de muerte, que sigue vigente en Japón, no ha cambiado nada, continúan ahorcando a los reos, sin dar previo aviso, ni a los familiares de quienes van a ejecutar, una vez que todo haya pasado les comunican su fallecimiento.

La película no se queda en mostrarnos la crueldad de la pena de muerte, también nos muestra el racismo que sienten por los nacidos en Japón descendientes de coreanos, (zainichi, 在 日, como se les llama). En este caso, R es condenado a muerte por la violaciones y posteriores asesinatos de dos jóvenes japonesas. Proceden a su ahorcamiento, pero no fallece. Recupera el sentido, sin embargo, no recuerda nada, ni siquiera sabe quién es. Como no pueden ahorcar a nadie demente, los funcionarios de la prisión, el médico, el cura..., harán todo lo posible para que recupere la cordura y por fin proceder a la ejecución.

Cine de calidad y que de paso nos obliga a pensar en las barbaridades que aún se cometen en nombre de la justicia, parece que desde 1968, cuando Nagisa Oshima filma este alegato contra la pena de muerte, no ha cambiado nada. Debemos seguir denunciando los países que aún mantienen en vigor la pena de muerte hasta la total abolición de la misma.

Os pongo un enlace de Amnistía Internacional de un mapa interactivo que nos dice qué países mantienen aún la pena de muerte. Además, este otro enlace del blog que recuerda a Hakamada Iwao, pues, aún no se ha solucionado su situación y no debemos olvidar esta injusticia que ha sido mantenida en Japón a través de los años.

Reparto:

Nagisa Oshima, el narrador
Do-yun Yu, R, el prisionero
Akiko Koyama, la mujer coreana (era la mujer de Nagisa Oshima, que participó en varias películas de su marido, y quien comunicó al mundo el fallecimiento del director).
Kei Sato, 佐藤慶
Fumio Watanabe
Toshiro Ishido
Masao Adachi
Rokko Toura
....

Nagisa Oshima

miércoles, 7 de agosto de 2013

Haruki Murakami vuelve en octubre con su nueva novela: Los años de peregrinación del chico sin color


Haruki Murakami, el hombre que me tiene en un sin vivir, vuelve en octubre. Ya tengo marcada la fecha en el calendario, comienza la vuelta atrás.

El tìtulo en castellano, Los años de peregrinación del chico sin color, no es exactamente la traducción del japonés, 色彩を持たない多崎つくると、彼の巡礼の年, Shikisai wo motanai Tasaki Tsukuru to, Kare no Junrei no Toshi (El descolorido Tsukuru Tazaki y sus años de peregrinación). Veremos si aciertan los de Tusqets con este cambio o carece de importancia.

El chico sin color es Tsukuru, el descolorido, a diferencia de sus amigos cuyos apellidos simbolizan colores. El peregrinaje es porque (vuelve a Nagoya) quiere saber por qué sus amigos, cuando él se va a Tokio a la universidad, le rechazan.

No encuentro por ninguna parte, quién lo ha traducido, esto también es emocionante (como buena friki que soy, también me importa esto último).

Sobre la música, en esta ocasión, tenemos a Franz Liszt, en concreto el conjunto de suites para piano, Années de pèlerinage, le ayudarán en este peregrinaje al protagonista. Así que, para que no se haga muy pesada la espera, comencemos con la música.