Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 20 de marzo de 2010

Fernando Pessoa - Cartas a Ophélia

A la izquierda tenemos la portada del libro. A la derecha, la disculpa, el amor, Ophélia Queiroz.
Con esta entrada estoy rayando los derechos de propiedad intelectual que tan en boga están, así que la Editorial Zorro Rojo, a la que cogí la mayor parte de las ilustraciones, si tiene algún inconveniente que me lo diga, que con todo el dolor de mi corazón las borraré.
Traducción, Alejandro García Schnetzer.
Antonio Seguí, el artista que ilustra (35 acuarelas) las cartas de amor. Antonio Tabucchi, uno de los autores que mejor conoce la obra de Pessoa, escribe un extenso prólogo (traducido por Carlos Gumpert) sobre las cartas de amor.
El libro es de tapas duras con una cinta roja en el lomo (es cinta, como la que se utilizaba antiguamente para encuadernar, una pasada, me encanta el tacto). El libro pesa bastante, ya no estamos acostumbrados a un libro de este tamaño y con este peso, una maravilla. Las hojas son de un blanco perfecto para las cartas, las fotografías y, sobre todo, para las acuarelas.




Al principio y al final del libro, nos encontramos con dos hojas de color rojo pasión y con dos cartas manuscritas de Pessoa.
La primera es de "31-5-1920. ¡Oh! Estó quibiendo para decí a Bebezinho que me gutó mucho la catita suya. ¡Oh!...".
(Esta carta ya la conocía, es una de las tres incluidas en una publicación, bilingüe, de Ediciones 29, dos tomos, introducción, traducción y notas de Miguel Ángel Viqueira).
La segunda de "29-11-1920. Ophelinha: Agradezco su carta. Me trajo pena y alivio... Sólo el Destino tendrá la culpa, si el Destino fuese una persona... No sé lo que quiere que le devuelva, cartas u otras cosas... Pido que no haga como la gente vulgar, que es siempre grosera, que no me vuelva la cara cuando pase a su lado, ni me guarde rencor..." .

En la contraportada, además de esta ilustración, un poema firmado por Álvaro de Campos (el heterónimo que seguía firmando poesía cuando ya Fernando Pessoa lo había dejado. Su última poesía (de Álvaro de Campos) fue en octubre de 1935, el día 30 de noviembre del mismo año, muere Pessoa):
"Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor si no fuesen
ridículas.
También en mi tiempo escribí cartas de amor,
como las demás,
ridículas.
Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser
ridículas.
Pero, al final,
sólo las criaturas que nunca escribieron
cartas de amor
son las que son
ridículas".





Un Fausto en gabardina. "Con tanto poder como tienes sobre mi: vamos, transfórmame en un hombre capaz de lo obvio" Kafka, en una carta a Felice. Así comienza Tabucchi su prólogo. Más adelante dice que, Pessoa escogió la literatura simplemente porque no podía escoger el amor. No entiendo a qué se refiere, yo desde luego, me habría enamorado de Fernando Pessoa. Recibir cartas de amor creo que es una pasada, ¡yo quiero una carta de amor!.




"23 de marzo de 1920. Mi querido y pequeño Bebé: Hoy, casi seguro que Osorio no te podrá encontrar... No me conformo con la idea de escribir, quisiera hablarte, tenerte siempre a mi lado, no tener que mandarte cartas... Te mando un muñequito chino. Y adiós, hasta mañana, ángel mío...
P.S.: Osorio lleva el muñequito chino dentro de una caja de fósforos"





"29 de noviembre de 1920. Ophelinha: Agradezco su carta. Me trajo pena y alivio al mismo tiempo.... Quedemos, el uno ante el otro como dos conocidos de la infancia, que se amaron un poco siendo niños y, aunque en la vida adulta sigan a otros afectos por otros caminos, siempre guardan un rincón del alma la memoria profunda de su amor antiguo e inútil...".





"9 de octubre de 1929. Terrible Bebé: Me gustan sus cartas, que son tan dulces, también me gusta usted, que es dulce también. Y es bombón, y es avispa, y es miel, que es de las abejas y no de las avispas, todo es verdad, y el Bebé debe escribirme siempre... y me parece que hoy la llamaré por teléfono, y me gustaría darle un beso en la boca, con exactitud y glotonería y comerle la boca y comer los besitos que tuviera escondidos... y esto parece imposible que lo haya escrito un ente humano, pero está escrito por mí, Fernando"



"11 de enero de 1930. Bebé: Obtenida la debida autorización del Sr. Ing. Álvaro Campos, le mando el poema escrito entre las estaciones de Casa Branca y Barreiro A, con la inspiración terminándose, entretanto, en la estación de Moita. Este poema debe ser leído de noche en un cuarto sin luz. También, debidamente aprovechado, sirve para hacer papelotes para las muñecas de trapo...
Toda persona que tiene las manos frías
debe meterlas dentro de las pilas.
Pila número UNO
para quien mueve las orejas en ayuno..."

" Aquí se está sosegado,
lejos del mundo y la vida,
lleno de estar sin pasado,
hasta el futuro se olvida.
Aquí se está sosegado..."




Quien me devolviera el tiempo en que escribía
sin darme cuenta
cartas de amor
ridículas.
Lo cierto es que hoy
mis recuerdos
de aquellas cartas de amor
son los que son
ridículos.
(Todas las palabras esdrújulas,
como los sentimientos esdrújulos
son naturalmente ridículas)
Álvaro de Campos
21/10/1935


"Quedé loco, quedé tonto,
mis besos fueron sin cuento,
y la apreté contra mi,
y la enlacé con mis brazos,
y así me embriagué de abrazos,
quedé loco y fue así.
Dame besos, dame tantos
que preso de tus encantos
prisionero de tus brazos..."

8 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

precioso libro!
siempre me ha parecido Pessoa un pelín inaccesible, pero el libro merece la pena, por lo que cuentas, gracias por hacerlo conocer

Un saludo

Bara 薔薇 dijo...

Hola José,
el libro es una preciosidad, pero eso de inaccesible, uhmmm, no lo entiendo, ¿no será que lo has probado poco?.
Hazte con el “Libro del Desasosiego”, para mi es poesía pero en prosa. De todas formas con Pessoa no soy muy crítica, me gustan hasta las tonterías que le decía a Ophélia. Saludos,
bara

Moisés P. dijo...

Uff, yo y la poesía estamos reñidos. Aunque se agradece la recomendación
saludos

Bara 薔薇 dijo...

Moisés, hay alguna poesía, pero son cartas de amor, mimos que le da Pessoa a su amada.
Saludos

Carla dijo...

Precisamente, editorial Funambulista ha publicado una novela que no cuenta la historia de amor entre Pessoa y Ofelia: " Un amor como este" de Luis Morales. A mì me ha parecido maravilloso porque nos descubre al Pessoa más íntimo y cercano

Bara 薔薇 dijo...

Hola Carla,
Me has descubierto un gran libro. No tardaré en tenerlo, ya que por la poesía de Pessoa tengo gran pasión, que se extiende a todo cuanto le afecta. Así que, por lo que veo en el resumen de la editorial funambulista nos habla de la mujer de la que se enamoró el poeta. Muy interesante. Me intriga eso que dices, "...una novela que no cuenta la historia de amor..."
Un abrazo, y gracias por pasarte por el blog,
Bara

Carla dijo...

Hola Bara! Perdona la errata de mi comentario anterior, quise escribir que "nos cuenta la historia de amor entre Fernando y Ofelia". Gracias por tu comentario y enhorabuena por el blog.
Saludos

Bara 薔薇 dijo...

Hola Carla,

Menos mal que me lo dices, una intriga menos que tengo. Muchas gracias, un abrazo