Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Presentación del olvido - Emilio García Montiel


La vida, como todos sabemos, es muy dura. El invierno aún no llegó, pero sí el frío y la lluvia, ya no aguanto más.
Por ello, cuando se publique esta entrada, si todo sale según lo planeado, estaré debajo de una palmera tomando el sol.

Una experta en calendario laboral como yo, dispone de dos semanas maravillosas para hacer lo que más le gusta, leer, nadar y un poco de turismo, pero algo que no suponga mucho esfuerzo.

Cine no veré, nada es perfecto, por el simple hecho que no hay salas de cine y mi  querido y amado portátil no lo llevo, espero sobrevivir a su ausencia y a la sequía de internet, soy fuerte y lo conseguiré.

Mi equipaje consta de dos maletas. Una de ellas está llena de libros y dos son de sendos "amigos blogueros", hoy sólo hablaré de uno.
Todos los libros están forrados y preparados para una batalla dura en la playa, en la piscina y con algún líquido que otro.
Tengo que dar las gracias en la preparación de esta maleta a dos empresas, Amazon y Casa del Libro, sin ellas, no lo habría conseguido, muchas gracias.

El primer libro en llegar fue el que recorrió más distancia, llegó "de las Américas", es un libro de poesía,  Presentación del olvido, de Emilio García Montiel, editado este año por la jovencísima  Ediciones Malecón, con el que comenzó su andadura y a la que le doy la bienvenida, estaré muy atenta a las nuevas publicaciones, además, la web está muy bien.
El ejemplar que tengo no tiene en la cubierta, como se ve en la fotografía, el enlace de www.linkgua.com, éste será más reciente.

El libro me gusta mucho, es de poeta cien por cien. Tiene sesenta y siete hojas numeradas, en cada una de ellas un verso y dos hojas más en blanco (como si fuesen guardas). Las hojas son gruesas, me gusta mucho el tacto.
La cubierta es negra y las letras resaltan muy bien, en blanco y rojo. Es de tapa blanda y con un tacto también muy agradable.
La ilustración de la cubierta  la hizo Sandra Ramos, es preciosa, además, me parece enigmática, sólo se ve una parte del puente, se oculta el principio y el fin, está sobre el mar, da sensación de soledad.

En la contracubierta, colegas de profesión, supongo también amigos, describen la obra del poeta.
Todas están muy bien, pero me gusta mucho la de Antonio Orlando Rodríguez: Emilio García Montiel nació en una isla, pero desde su primer libro resultó evidente que su modo de mirar el mundo es profundamente universal; su poesía es una isla en sí misma, pero unida por numerosos puentes, visibles o invisibles, al continente de la lírica más auténtica y perdurable.


Las poesías están divididas en cuatro partes.

                                               Otras armas
Un día de inocencia  (1988 - 1990)
Cartas desde Rusia  (1986 - 1988)
Squeeze Play           (1984 - 1986)

El título del libro, se corresponde con el de una de las poesías de la primera parte del libro.

Muchas veces he dicho de mi misma que soy muy atrevida e ignorante, "la ignorancia es muy atrevida", no sé como me embarco en esta entrada, hablar de poesía no es como decir de una novela, me gusta o no me gusta.
En ocasiones, las cosas que se hacen con buena intención las fastidiamos por ser ignorantes. Si algo molesta al poeta que lo diga, rectifico al instante (bien, a la vuelta del viaje).

Desde la primera poesía de Presentación del olvidoPie de foto  (pocas veces una primera hoja de un libro, poesía, narrativa, me llenaron tanto), es como la reconciliación con uno mismo, es pensar en lo que somos, lo que hacemos, cómo nos sentimos.
Las poesías son claras, limpias, quiero decir que su lectura es sencilla y nos muestra sentimientos que son universales.
Si bien pertenecen a su autor y las escribió en países muy lejanos, al publicarlas y tenerlas con nosotros, creo que pasan a formar parte de quien las lee y las podemos hacer nuestras.

La lectura de la poesía está reñida con la vida ajetreada que llevamos, no es posible leerla después de una jornada laboral, a mi me resulta algo difícil.
Quiero hacer una lectura lenta de  las poesías, darles el ritmo que se merecen, el tiempo que necesitan.
Por eso las llevo a mi isla.

lunes, 22 de noviembre de 2010

La revolución mundial de Eric Cantona - Y, ¿por qué no?

Para que a todo el mundo (o casi) le quede claro, en francés, español e inglés la revolución de Cantona, en Francia quedaron para el día 7 de diciembre

domingo, 21 de noviembre de 2010

Bruce Springsteen - The Promise


Streets of Fire - Bruce Springsteen & The E Street Band


jueves, 18 de noviembre de 2010

El viaje del elefante - A Viagem do Elefante - José Saramago

Hoy hace cinco meses que falleció José Saramago y le echo de menos.
Me había acostumbrado a su presencia en los medios de comunicación hablándonos de los más desfavorecidos y siempre al lado de ellos.
Creo que la última vez que apareció en público, a pesar de su enfermedad, fue para apoyar a  Aminatu Haidar en su huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote.
Los últimos acontecimientos en el Aaiún me hicieron más intenso el recuerdo de aquel día.
Los libros que tengo de José Saramago están en el medio de la estantería, en el centro y a la altura de la vista, siempre los tengo presente y a mano para su lectura.
Un amigo y yo nos preguntábamos qué libro destacaríamos por encima de los demás, con cuál de ellos nos quedaríamos.
Esto es un imposible, pues, tendríamos que elegir, primero, entre teatro, poesía, biografía, discursos, entrevistas, relatos, novela...
Si tenemos que elegir, supongamos entre la novela, tenemos que decidir entre Ensayo sobre la ceguera, Levantado del suelo, Todos los nombres, La caverna, El hombre duplicado, El Evangelio según Jesucristo, Memorial del convento...
Difícil elección. Pero como él, yo siempre tomo partido, elegiría  El año de la muerte de Ricardo Reis.
Ya había leído  Ensayo sobre la ceguera  y  La caverna cuando un día trasteando en una librería veo este título, me quedé quieta por un momento y volví a leerlo otra vez, Ricardo Reis, no puede ser.
Aún no había pasado mi etapa de lectora, no patológica, pero sí muy habitual, de las poesías de Fernando Pessoa. En esos momentos José Saramago me hizo tan feliz (tenía que haberselo dicho: Estimado señor Saramago, Ud. me hizo muy feliz con este libro...).
Es más, hizo que Pessoa volviese, como un espíritu, pero daba igual, hablaba con Ricardo Reis, su heterónimo, y yo me lo creía todo. Me hizo más creíble esa historia que la verdadera.
Sin embargo, por qué no traigo ese libro en lugar de El viaje del elefante, una obra que algunas personas dicen que no está a la altura de su anterior obra. La traigo, además de parecerme magnífica, porque este elefante me recuerda mucho a su autor.
Está basado en una historia real, pero no es histórico, Saramago decía que era más un cuento que una novela. Yo creo que da igual como se le llame.
En el siglo XVI el rey de Portugal regala un elefante, Salomón/Solimán, al Archiduque de Austria, Maximiliano.
Con el elefante va el cuidador (el cornaca), Subhro/Fritz, todo un filósofo y que intenta sacar el mejor partido a la vida mísera que lleva.
Deberán viajar desde Portugal a Viena, tendrán un viaje largo y muy duro, los caprichos reales les obligan a cruzar los Alpes.
Un narrador nos cuenta toda la historia y nos explica algunos momentos. Tenemos solidaridad, humor, ironía, belleza, ternura. Muchos personajes, van y vienen. El lector es parte fundamental en la historia, el autor nos implica en ella.
José Saramago era como este elefante, grande, fuerte y a todos nos robó el corazón.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Ave del paraíso - Little Bird of Haven - Joyce Carol Oates

Joyce Carol Oates es una neoyorkina que nació en 1938, con más de cien publicaciones y algunas con pseudónimos, es profesora en la Universidad de Princeton y, además de muchas otras cosas, hace un año que se volvió a casar con un señor que es un mandón (dicho por ella misma) y se ocupa de las cosas terrenales (la pareja perfecta, esto lo digo yo).
Este año estuve pendiente de los Nobel de literatura. Me gusta que den este premio a escritores desconocidos y últimamente los suecos nos sorprendían con nombres de muy difícil pronunciación, pero sus traducciones comienzan a proliferar como setas y las librerías se llenan de escritores nuevos.
Así, en la quiniela de los ganadores de este año se encontraban, además de  autores muy conocidos, los desconocidos (para mi):  un  keniata  Ngugi wa Thiong'o, un coreano Ko Un, un sirio, Adonis...
Pero se lo dieron a Mario Vargas Llosa, mira tu por donde.
Después de la sorpresa inicial, me alegré, dejando de lado el trabajo de su representante para este reconocimiento (lo dijo el propio escritor), está bien que se le haya distinguido con este premio.
Él es un tipo presumido y de derechas (dos cualidades que no me gustan mucho), pero me encanta como escribe. Así que, en cualquier momento procederé a intimar con  El sueño del celta.
¿Y a qué viene todo esto?, pues que Joyce Carol Oates es una eterna candidata a los Nobel. Aquí tengo que decir que nunca había leído nada de ella. Vi una entrevista en la televisión cuando vino a España a presentar Ave del paraíso y decidí que tenía que conocerla un poco más y ya que no le dieron el premio a un desconocido y para mi Oates como si lo fuera, me decidí a comprar su libro (un buen tocho) y a leerlo.
Qué puedo decir de esta novela, es más o menos entretenida, se lee bien...
La historia es previsible y el final está bien y no hay otro mejor ni posible.
Con esto quiero decir que si no la hubiese leído, pues, que no me perdería nada del otro mundo.
En una pequeña ciudad, Sparta, una joven, Krista, nos habla de su familia y, sobre todo, de su padre y  cuanto le quiere, de cómo pueden cambiar las cosas con algo que aparentemente nada tiene que ver con ellos, como el asesinato de Zoe.
Una mujer muy guapa y encantadora, casada con un medio indio y con el que tuvo un hijo, Aaron.
En esta novela hay asesinatos, cuernos (adulterio), drogas... Parece un folletín. Algo muy manido, pero en ocasiones sí es cierto, los errores de los padres los sufren los hijos y crecen con sufrimiento y rencor, en muchas ocasiones se les fastidia la vida.
La novela está editada por Alfaguara y traducida por José Luis López Muñoz. El diseño de la cubierta es de María Pérez-Aguilera y la imagen de Trevillion Images (es preciosa).
Si bien esta novela no me gustó mucho, creo que volveré a Oates, esta mujer tiene algo especial que me atrae.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Antonio Meño Ortega y el sufrimiento de una familia

En la edición de hoy de El País, Pablo de Llano nos trae una historia que parece de otro mundo, pero la tenemos a la vuelta de la esquina, Una familia en coma: día 508. Así es la vida de los padres que piden "justicia" en la calle con su hijo inerte
Antonio Meño, ahora tiene 42 años, cuando tenía la mitad de la edad y era estudiante de Derecho, pasó por un quirófano para hacerse una operación de cirugía estética. Una presunta negligencia del anestesista, hizo que Antonio lleve desde entonces en coma.
Las cosas del Derecho y de su mundo, algo que me apasiona, pero que no dejo de reconocer de mis admirados Magistrados del Tribunal Supremo,  que mejor se dedicaban al punto de cruz o a jugar al mus antes de firmar sentencias que son verdaderas condenas perpetuas para toda una familia (en este caso, añadida a la situación de sufrimiento generada por el resultado de la operación quirúrgica).
La primera vez que vi esta caseta-denuncia-vivienda en la  plaza Jacinto Benavente  de Madrid, delante de uno de los edificios del Ministerio de Justicia y leí todo lo que dicen los letreros, carteles, fotografías, se me llenaron los ojos de lágrimas pero no me sorprendió, sentencias injustas tenemos tantas que parece que nos estamos acostumbrando.
En la medida de nuestras posibilidades y como mejor consideremos, combatir estas injusticias, aunque sean dictadas por uno de los Poderes del Estado, se pueden y se deben criticar y combatir cuando se creen que son injustas.
Las fotografías son las publicadas por El País y realizadas por >Samuel Sánchez.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Seance 降霊 - Kiyoshi Kurosawa 黒沢清

Kiyoshi Kurosawa 黒沢清 es uno de los directores japoneses que viene a Europa, al igual que otros, a presentarnos su trabajo, concretamente, en el  festival de San Sebastián estuvo un par de veces y a Barcelona también vino.
Esto hace que sean más las películas japonesas que se estrenan en España, algunas en pantalla grande y otras, la mayoría, en DVD como es la película de la que hablo hoy.
Seance 降霊 Kōrei, que nos llegó en la pasada primavera junto a Loft ロフト Rofuto, de la mano de M3ESTUDIO (la copia no es muy buena, pero se deja ver, anteriormente pusieron a la venta Cure, キュア Kyua, del mismo director), pero su estreno en Japón fue en 2001 (la carátula del DVD de España es otra, la imagen de la izquierda se corresponde con la de Japón). De Cure, por supuesto, hablaré en otra ocasión.


En Seance, el principal papel está interpretado por, cómo no, el guapo, aclamado, deseado... Kōji Yakusho 役所広司, plas, plas, plas...

Interpreta el papel de un técnico de sonido, Koji Sato.
Está casado con Junko,  Jun Fubuki  風吹ジュン , que tiene poderes "psíquicos". Los dos se ven involucrados en la desaparición de una niña.
Prefiero no contar nada más de la trama para no destripar el argumento y os llevéis los sustos que yo me llevé.
Esta película podría estar dentro de lo que denominamos Kaidan (Kaidan eiga 怪談映画),  película de fantasmas y espíritus hecha en Japón, podría, pero Kurosawa tiene un estilo propio y hace que esté por encima de clasificaciones.
No sé muy bien qué sensación se tiene cuando se sufre claustrofobia, pero yo la tuve la primera vez que vi esta película. ¿O era angustia?, creo que es lo mismo.
Además de un fantasma, la película tiene un momento de doppelgänger  (el doble, fantasma, de una persona viva) con música de gaitas, ¿escocesas?, esto me descuadró.
Sobre el final de la película, parece que se quedaron sin dinero para continuarla o no sabía el director como terminarla, en fin, que se hecha de menos un fin en toda regla, pero bueno, Kurosawa que es más listo que yo, así lo quiso, además. es algo común en su cine.
La palabra séance hace referencia a una sesión espiritista, donde un médium se pone en contacto con los muertos. Afortunadamente, todo esto es un divertimento, pues, si la comunicación con los que nos rodea, con los vivos, cada vez es menor, lo que nos faltaba ahora, pretender hablar con los muertos.
Película por supuesto que recomiendo, es parte importante en la  filmografía de Kiyoshi Kurosawa.
Quien no estuvo en España, al menos yo no le eché la vista encima por estas latitudes, es Kōji Yakusho,  así que, festivales de toda España, invitarle, estuvo en Cannes, ahí al lado, con su esmoquin, guapo que estaba.

Reparto:
Koji Yakusho  役所 広司 - Koji Sato. Jun Fubuki  風吹ジュン  - Junko Sato. Tsuyoshi Kusanagi  草なぎ剛 Hayasaka. Hikari Ishida 石田ひかり  -  Cliente de Junko. Kitarou – Detective. Ittoku Kishibe  岸部一徳- Profesor. Ren Osugi  大杉漣 Cliente de restaurante. Sho Aikawa -哀川翔 Sacerdote sintoísta. Daikei Shimizu - Tazaki, Técnico de sonido. Haime Inoue 井上肇. Shiuri Isobe . Michisuke Kashiwaya . Masahiro Toda 戸田昌宏. Megumi Wakabayashi. Ryuji Yamamoto 山本龍二.
No encontré un tráiler en japonés, el que publico es en castellano con motivo de la venta del DVD. Una última recomendación, verla con el sonido japonés (y los subtítulos) es mucho mejor que doblada.