Datos personales

sábado, 31 de octubre de 2020

Tres lecturas de octubre; Tan poca vida (A little life) - Hanya Yanagihara. Los chicos de la Nickel (The Nickel Boys) - Colson Whitehead. Música, solo música (小澤征爾さんと、音楽について話をする ) - Haruki Murakami y Seiji Ozawa.



Mantener actualizadas las lecturas en el blog me resulta bastante complicado, así que, tres libros que cada uno vale un imperio. 


Tan poca vida, fue publicado en 2015 en USA, en España al año siguiente, y desde un principio las buenas críticas y los premios se fueron sucediendo. Sin embargo, al leer algunas reseñas sobre si es una historia dura, muy dura, y mi sospecha de que los personajes femeninos brillaban por su ausencia, me echaron para atrás, no tenía ninguna gana de que me abrieran las entrañas y, desde luego, quiero historias feministas. 

El año de su publicación, el libro se lo regalé a un amigo, que lee todo cuanto le pones en la mano. Cuando terminó me dijo, está muy bien, pero es una historia dura, dura, ¿por qué no la lees?, le contesté que no me apetecía.

Hasta ahora, porque siempre me acordaba del libro al que parecía que tenía miedo. Acabo su lectura, 31 de octubre de 2020. Aún no ha amanecido, cojo en mis manos este gran libro, 1008 páginas y bastante más de un kilo de peso. El último capítulo es muy sentimental, sobre todo, por el personaje que nos habla, tierno, generoso, paternal, y seguro que te gustaría tener cerca de tu vida.

La historia trata de la amistad (esta palabra se queda corta, de amor incondicional más bien) de cuatro amigos a lo largo de su vida desde la universidad. Alrededor de ellos otros personajes que se integran en ese grupo de amigos. Nos preguntaremos si podemos obligar a alguien a vivir, nos preguntaremos cuánto importa el sexo, nos preguntaremos cuánto puede sufrir una persona, nos preguntaremos por qué se lastima de la forma que se hace a Jude o a cualquier otra persona de forma consciente, nos preguntaremos si es cierto que existen personas con la palabra víctima escrita en la frente a fuego, por qué le ocurre lo mismo una y otra vez a lo largo de su vida, por qué no pide ayuda, de qué se avergüenza...

 Hanya Yanagihara es una americana nacida en Los Ángeles en 1975, de ascendencia japonesa por parte de padre, pero era de Hawai y madre nacida en Seúl. El libro fue un auténtico éxito, con muchas alabanzas y alguna crítica que otra por la violencia (sufrimiento) en algunos pasajes. Tan poca vida está narrada con constantes flashback introducidos de forma tan natural que nunca te sentirás perdida. Al principio nos presentará a todos los personajes, a cada uno de los amigos, Jude, JB, Malcolm y Willem, sin embargo, cuando empieza con Jude, esa vuelta al pasado será constante a lo largo del libro. Para finalizar, solo te diré que si comienzas su lectura, no podrás dejarla hasta el final. Hacía mucho tiempo que no leía un libro tan bien estructurado, narrado y apasionante.
Hanya Yanagihara

-------------------------------------------------------------------------------


Colson Whitehead volvió a recibir el premio Pulitzer con Los chicos de la Nickel en 2020; la anterior vez que le dieron el mismo premio fue en 2017 con el Ferrocarril subterráneo. Así que, estamos hablando de un escritor que está por encima de la gran mayoría de escritores, al menos, económicamente.

Esto no lo digo como algo negativo, no me importa que nade en la abundancia, lo cierto es, que es un excelente escritor y sus historias no decepcionan, y te enganchan. Creo que Los chicos de la Nickel tiene todas las papeletas para llevarse a la pantalla (grande o pequeña), como ocurrió con su anterior novela, El ferrocarril subterráneo.

Los chicos de la Nickel es una historia que terminarás en un fin de semana. Es, también apasionante y también dura, preguntándonos cómo el ser humano puede ser tan malvado, Se desarrolla en los años 60, con el apogeo del supremacismo blanco y los discursos de Martin Luther King. En este contexto un joven negro, que tiene la ilusión de ir a la Universidad, por qué no, de pronto es llevado por un mal entendido a un centro de menores. Aquí comienza el horror.

Está basado en una historia real de un reformatorio de Florida que estuvo funcionando durante más de un siglo, si bien, los personajes que aparecen en el libro son ficticios. Otra lectura adictiva.
Colson Whitehead

------------------------------------------------------------------------------------------------------


Y llegamos a mi escritor fetiche. Nos llega este libro que no es una novela, tampoco un cuento, ni siquiera un ensayo. Son conversaciones entre Haruki Murakami y Seiji Ozawa que tuvieron en diferentes momentos a lo largo de dos años, entre noviembre de 2010 y julio de 2011. Ozawa es un director japonés de música clásica, seguro que si ves una foto suya le reconoces. El libro fue publicado en 2011 en Japón, y en España se publicó a finales de septiembre de 2020.

Lo primero que me ha sorprendido es lo que sabe Murakami de música, su cultura musical te deja con la boca abierta, hasta Ozawa quedaba impresionado. Todos sabemos que son inseparables los personajes literarios de sus novelas y la música. En estas conversaciones no solo hablaba de piezas musicales, de sus intérpretes, quién las dirigía, también explicaba las distintas versiones que había escuchado y qué le parecían, y para rizar el rizo, es que las tiene en su casa y se las ponía al antiguo director de la Boston Symphony Orchestra.

Hablaban sobre Mahler, Beethoven, Brahms... Ozawa, además de contar aspectos musicales de las diferentes piezas, nos deleita con anécdotas de Glenn Gould, Leonard Bernstein, Karajan..., las penurias económicas que pasó, él y su esposa. Cuando leía sobre ello, me decía qué mundo tan desconocido, nunca se me hubiera ocurrido pensar que el director de orquesta estuviera mal viviendo porque quería conseguir su sueño, que era aprender de los grandes y ser director de una gran orquesta, también, nos cuenta en varios momentos lo que siente que en aquellos inicios no entendía ni hablaba ingles, seguro que hubiese disfrutado mucho más de las grandes figuras musicales con las que coincidió en su carrera.

Te dejo la lista de reproducción, 9 horas de música, así lees y escuchas la música mucho mejor. Este libro, está dirigido a los amantes de Haruki Murakami, y amantes de la música clásica.


Seiji Ozawa y Haruki Murakami



jueves, 9 de abril de 2020

El declive - El ocaso - 斜陽 - Dazai Osamu 太宰 治

 
Dazai Osamu 太宰 治 (1909 -1948), un año antes de su suicidio, publica esta breve lectura que nos muestra el final de una época. Japón estaba destrozado, había perdido la guerra, el emperador ya no era un dios y toda una forma de vivir había llegado a su fin. Seguimos a una familia de la aristocracia arruinada que lucha por sobrevivir, Kazuko, es la narradora del fin de esta época; el mismo año en que Japón firmó su rendición, se mudaron a Izú, ella y su madre, a una villa de estilo chino, de la venta de su casa en el barrio de Nishikata de Tokio se ocupó su tío; Naoji, su hermano, fue reclutado y enviado a una isla del sur del Pacífico y no volvieron a saber nada de él.

...Por primera vez en mi vida, comprendí que quedarse sin dinero era como vivir en un terrible y miserable infierno.. El trabajo físico Kazuko no lo rehúye, se ocupa de la casa, de la huerta, de su madre enferma; pero todo esto va a cambiar, acaban de recibir una carta dando noticias de Naoji, está sano y salvo, pero es un adicto al opio.

Kazuko comienza a recordar cuando su hermano iba al instituto y por imitar a un escritor se volvió drogadicto, contrayendo una gran deuda en la farmacia y que su madre tardó mucho tiempo en saldar; recuerda al hombre con el que se casó y por qué se divorció, también, de un viaje  en coche a Nasuno que hizo con su padre..., momentos felices antes de que llegase Naoji y comienzo del verdadero infierno.

El declive fue publicado por Sajalín editores en octubre de 2017, a primera hora de la mañana estaba en la librería para hacerme con un ejemplar. Sabía que mi admirada Montse Watkins (Barcelona, 27 de agosto de 1955 - Kamakura, 25 de noviembre de 2000) había hecho una traducción de 斜陽 Shayō, titulada El ocaso, pero no la encontré por ninguna parte, así que, leí el libro publicado por Sajalín, El declive, traducido por Marina Bornas. Físicamente no tengo El ocaso, pero por lo que puedo ver en Google Libros, la edición publicada por la editorial Txalapartaen 2004, que ahora está a la venta, los capítulos tienen título y con el kanji correspondiente: La culebra, El fuego, Las flores de la luna, Cartas, La última aristócrata, Comienza la batalla, El testamento, Víctimas. Así que, entre una edición y otra, está claro por cual me decanto, ¿se los habrá inventado Montse Watkins?, descarto por completo que Sajalín editores hubiese decidido eliminarlos de su edición, si es que el original los lleva. Si sabes algo sobre este asunto, coméntalo por favor.

Si eres lector o lectora, sobre todo, de lectura japonesa, no te pierdas este libro. Tuvo un gran éxito su publicación, pero poco pudo disfrutar Osamu Dazai, pues, al año siguiente se suicida, esta vez lo consigue, sería en su quinto intento, pero, también, se llevó consigo la vida de Tomie Yamazaki, un doble suicidio, estaban atados con una cinta roja, se habían tirado al río Tama, seis días tardaron en encontrarlos. Uno de sus personajes dice, del mismo modo que el ser humano tiene derecho a vivir, también debería tener derecho a morir.

Osamu Dazai
Tengo 20 borradores en el blog, a ver si antes de terminar la cuarentena los publico :)

lunes, 6 de abril de 2020

Hozuki, la librería de Mitsuko - Aki Shimazaki

Tener tiempo libre a veces no es tan bueno. También, creo que soy algo masoquista. Pues, estaba leyendo, Hozuki, la librería de Mitsuko, y me decía, esto no va a ninguna parte, y seguí leyendo hasta el final. Por ahí se habla de una historia bella y desconcertante. Ni uno ni lo otro, lo siento por la editorial que ha publicado un libro con una bonita portada, yo tengo la edición para el kindle.

Está traducida por Íñigo Jáuregui Eguía del francés, pues, la autora del libro Aki Shimazaki, escribe en ese idioma y no en japonés (vive en Canadá) a pesar de ser una historia con personajes japoneses y que viven en Japón. Un libro para olvidar, lo malo de todo ésto, es que el tiempo que pasé leyendo nunca más lo voy a recuperar.
Aki Shimazaki

sábado, 28 de marzo de 2020

Quién sabe si mañana seguiremos aquí - Kim Young-ha 김영하 - Memorias de un asesino (Memoir of a Murderer) - Won Shin-yun 원신연



Quién sabe si mañana seguiremos aquí, es un título más que apropiado para estos tiempos que corren (nos vamos a traumatizar conociendo cada día que ha muerto fulanito y fulanita porque tenían coronavirus). Fue escrito por Kim Young-ha (김영하). Lo leí durante mis vacaciones en enero de este año por Asia. Busqué el título, no porque esté a la última en literatura coreana traducida al español, sino por la película basada en el libro, Memorias de un asesino, 살인자의 기억법 (Memoir of a Murderer, 2017), dirigida por Won Shin-yun, 원신연, cada vez son más los títulos del cine asiático que llegan a nuestra cartelera.

No confundir esta película con la archiconocida Memories of Murder (Crónica de un asesino en serie, 2003), del no menos famoso Bong Joon-ho, sí, el que dirigió la también mundialmente conocida Parasite, y de la que no hice una entrada cuando fue estrena la primera vez en España, tenía mucho trabajo y no le podía dedicar solo un ratito después de todos los éxitos que iba consiguiendo a lo largo y ancho del mundo, eso, añadido a que no la considero una obra de arte, ni siquiera me entusiasmó, esto es, no la podía liquidar en unas líneas; ¿entretiene?, sí, las historias de pícaros me gustan, pero de ahí a ser la genialidad de la que habla todo el mundo, pues, no.  Genial es Burning de Lee Chang-don, si quisieran premiar a una película coreana, por qué la han olvidado, también habla de clases sociales, os contesto, nos gusta lo fácil y Parasite, es más efectiva para el gran público ¿cómo huelen los pobres?, visualmente es magnífica, además, esta película debe cumplir algo que no sé qué será que tiene contento a todo el mundo y no necesitamos más, también podría ser porque no quisieron premiar otras películas o directores, el mundo del cine y el de la política es impredecible.

Volviendo al libro, Quién sabe si mañana seguiremos aquí, lo puedes leer en una tarde. Un asesino en serie que no ha sido descubierto hasta el momento, lleva veinticinco años sin matar, su vida se desarrolló en un pueblo sin mayores problemas, tiene una hija, pero hace unos días que no aparece por casa. Este asesino que se embarca en su búsqueda, tiene los primeros síntomas de alzhéimer y coindice en el tiempo con una serie de asesinatos.

Asesinatos de mujeres jóvenes, ¿dónde está mi hija?, la tengo que encontrar. El autor escribe un diario para recordar cuando no lo pueda hacer. Al inicio del libro nos dice que su vida se puede dividir en tres partes, la niñez, antes de matar a su padre, la juventud como asesino y su madurez tranquila.

La edición española del libro fue traducida por Seong Cholim y Kwon Eunhee. Es una lectura diferente y altamente recomendada, su lenguaje es sencillo y te tiene enganchada hasta el final.
Kim Young-ha (김영하)

Sobre la película, Memorias de un asesino, la están pasando ahora por la plataforma de Movistar.  A ver, son cerca de dos horas de película siguiendo las cábalas de un anciano que sufre alzhéimer y que se pasea con su grabadora por el pueblo y alrededores en su coche. Media hora menos, y sería bastante más entretenida de lo que es. 

Sigue el orden, más o menos, del libro. Comienza la pérdida de memoria, escribe un diario para recordar sus asesinatos, antes de que pueda olvidarlos; los flashback son continuos que nos explican su pasado; además, su hija le dió una grabadora para que grabe las cosas cotidianas. Tiene un accidente de tráfico con un joven, es uno de los policías de su pueblo, y casi inmediatamente comienza a sospechar de él, como el asesino que todos andan buscando. Dice algo así como que los asesinos se conocen cuando se miran, él también me conoció, sabe que soy un asesino en serie. La cosa se complica porque su hija y ese joven comienzan a salir. 

Creo que es la última media hora de la película cuando se hace más entretenida, sin embargo, algunas de las situaciones producidas en ella, me dejaron un tanto perpleja, no son muy creíbles. Pero bueno, al final entretiene. El cine coreano de asesinos es de lo mejor, no te la pierdas.

Actores:
Sol Kyung-Gu; Kim Nam-Gil, Seol Hyun; Oh Dal-Su; Hwang Suk-Jung; Gil Hae-Yeon; Lee Byung-Joon


Won Shin-yun, 원신연
(Estado de alerta en España que se está extendiendo a todo el mundo, ¿cuántos días llevamos sin pasear?, bueno, respeta las normas, pues, creo que estar en casa, de momento, es lo más seguro para que no te contagies, así que, no hagas experimentos y quédate en casa.)

lunes, 23 de marzo de 2020

El traje del muerto. Novela funeraria - Fernando González Viñas

Al igual que toda España, no voy a clases presenciales ni a la oficina, ahora todo desde casa. Pero, resulta que el volumen de trabajo ha bajado mucho y el tiempo lo puedo dedicar a mis hobbies favoritos, como son la lectura, las películas, las series, chatear... Y también, contar cosas en mi querido blog que tenía muy abandonado.

Comienzo mi época de reclusión forzada hablando de un autor que me cae bastante bien, Fernando González Viñas, cordobés que vive entre Japón y el resto del mundo. No todo con lo que escribe estoy de acuerdo, porque paso de sus gustos taurinos, pero como es inteligente, simpático y que tanto te escribe un pareado como hace una disertación de cómo se veía el lucero del alba en los años 70 cuando John Lennon volvía a su casa de New York al amanecer, estoy pendiente de todo lo que publica, parece que no tiene límites su cultura. Además, su reciente etapa de ficción me gusta mucho y en claro ascenso. Al blog he traído de lo publicado por el autor,
Japón, un viaje entre la sonrisa y el vacíoManolete, biografía de un sin vivir; y la genial, El ángel Dadá esta última es una novela gráfica.

El libro que te traigo hoy, se titula "El traje del muerto. Novela funeraria". Nos novela los hechos acaecidos por tierras niponas cuando fallece el padre de su amada. Todo esto es verídico, fue contando algunos momentos en su blog y en su página de facebook. Cuando fallece su suegro, hereda su traje negro, y le quedaba tan bien, que parecía que se lo hubiesen hecho a la medida al cordobés. Es una novela divertida y al mismo tiempo sentimental, y muy bien escrita, tanto, que una vez envié al autor un mensaje diciéndole que era el puto Kenzaburo Oe cordobés.

La historia nos cuenta, cómo tuvo que vestir el traje del muerto porque era el encargado de llevar sus huesos, del cuidado de un huerto de tomates por la tita M y qué utiliza como abono y, además, el autor recuerda los funerales a los que asistió desde su niñez, momentos divertidos unos y sentimentales otros.

El libro fue publicado el año pasado por ediciones en huida, editorial sevillana. No tengo ni idea cómo fueron las ventas del libro, pero, sin lugar a dudas, el libro con un poco más de difusión sería un éxito, de lo mejor que leí el año pasado. Me gusta el libro, no es grande, pero tampoco pequeño, además, el tamaño de la letra la mar de majo para disfrutar de la lectura. Así que, da una oportunidad al libro.

Fernando González Viñas
llevando puesto el traje del muerto y sus huesos en la caja


jueves, 24 de enero de 2019

La muerte del comendador 騎士団長殺し - Haruki Murakami 村上 春樹

Nuevo gran libro de Haruki Murakami después de 1Q84, también dividido en dos volúmenes, como su último libro publicado 1Q84 (1 y 2) y 1Q84 (3). Al igual que entonces sigo opinando que ha sido por intereses económicos de la editorial, en Japón también se dividió en dos volúmenes pero se pusieron a la venta el mismo día y publicado en 2017, sí, hace dos años; y en Reino Unido y USA, el 9 de octubre de 2018, en un solo volumen; ah, en Hong Kong fue catalogado de indecente, corramos un tupido velo.

Aparte de los intereses editoriales, que creo es una batalla perdida, la muerte del comendador 騎士団長殺し (Kishidancho Goroshi), es una novela de Haruki Murakami (村上 春樹 Murakami Haruki) cien por cien. Ahora me pregunto, cuándo la escribió, en qué año. Porque parece de un jovenzuelo Murakami, que ha actualizado la historia. Esta novela me ha recordado a su monumental Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

Todos los fetiches que han hecho famoso a Murakami los tiene en esta novela: un protagonista más majo que las pesetas, que le gusta cocinar, la música, no da mucho que hacer a su mujer, es limpio....  Hay un punto de inflexión que lo lleva todo al traste, y comienza la aventura.

Nos llevará a un viaje por Japón durante seis meses, hasta que un amigo le ofrece la vieja casa de su padre. Éste es un famoso pintor, nuestro protagonista también se dedica a la pintura, al retrato, comenzando la historia que nos ¿intrigará? hasta al final. Esos interrogantes los he puesto porque si conoces las obra de Murakami no habrá vuelta de tuerca que no sospeches.

Murakami, también aquí nos hablará de temas  dolorosos, no se esconde, como fue la masacre de Nankin; de los nazis, del terremoto del 11 de marzo de 2011 y posterior tsunami, de la muerte de seres queridos... Hay un personaje interesante en esta novela, Menshiki, misterioso que le vamos a conocer poco a poco, una especie de Gatsby.

No quiero decir nada en contra de la obra, pues, he estado pendiente de la lectura todo el tiempo, es decir, no aburre, emociona, pero cuando has leído tanto a Murakami, como es mi caso, estaba esperando..., yo qué sé lo que esperaba, ¡bah!, no me hagas caso.

Te animo a que vayas a la biblioteca pública y leas la muerte del comendador, ya me cuentas qué te ha parecido.

Ha sido traducido del japonés por Fernando Cordobés y por Yoko Ogihara.

Haruki Murakami


viernes, 2 de noviembre de 2018

Burning 버닝 - Lee Chang dong - Haruki Murakami 이창동 - 村上 春樹

 

Espero que tengáis suerte de encontraros en el cine de vuestra ciudad con Burning (en versión original, por favor) auténtica joya del coreano Lee Chang-dongadaptación del relato de Haruki Murakami, Quemar graneros, 納屋を焼 (Naya wo yaku) escrito en 1983 y publicado en la colección de relatos El elefante desaparece 象の消滅 (Zō no shōmetsu), inicialmente en 1991 (Tusquets lo publicó en 2016, traducción al español de Fernando Cordobés y Yoko Ogihara).

El relato de Murakami tiene algo de misterio, pero la película nos presenta un auténtico thriller, si bien, como tiene por costumbre Lee Chang-dong, no nos dará todas las claves ni tampoco un final cerrado, además, su pensamiento de izquierdas nos lo dejará bien claro, pues, nos hará partícipes de las grandes diferencias sociales del país, la zona rural, la urbana, con el famoso barrio Gangnam, nos pone en imágenes ese relato pero es también, como no podía ser de otra forma, una historia de Lee Chang-dong, la hace suya. Después de salir del cine, volví a Murakami, creo que me gusta más ahora su relato, es como si Chang-dong lo iluminase, si bien no lo necesitaba, la fuerza de las imágenes me arrebataron. Difícil de expresar.

Los actores son perfectos, los tres principales son Steven Yeun 스티븐 연, Ben,  personaje misterioso, con una mirada arrebatadora, te gusta verlo en pantalla, tipo a el gran Gatsby; Jun Jong-Seo 전종서, Hae-Mi, la joven incomprendida, ni siquiera por su amigo Jong-Soo, su maravilloso baile al atardecer hace de esta película la más especial del año, por último, Yoo Ah-In, 유아인,  Jong-Soo, el joven campesino que sueña con ser escritor, que se encuentra con estas dos personalidades tan diferentes a él, tan sofisticadas, protagonista de nuestra historia que se deja llevar por la ira.

Lee Chang-dong y Haruki Murakami han  hecho una pareja excepcional, Burning nos habla de quemar invernaderos en lugar de graneros, se desarrolla en Corea del Sur en lugar de Japón, sin embargo, la película es el relato de Murakami pero con el sello inconfundible de Chang-dong.



lunes, 12 de febrero de 2018

Repudiados 姥捨 - Osamu Dazai 太宰 治

Desde 2016 tenía esta entrada en el borrador, si fuese de otro autor la dejaría pasar, como tantas otras, pero es Osamu Dazai 太宰 治, el gran autor de Indigno de ser humano 人間失格 tiene que estar presente continuamente en el blog. Sajalín editores, acaba de publicar otro libro (que pronto traeré) firmado por ¿mi autor favorito?, así, me he dado cuenta que soy vaga, igual que Dazai, que echaba más tiempo en el bar que escribiendo. Su verdadero nombre fue Shuji Tsushima 津島 修治 (Tsushima Shuji). Para saber más de él busca en el blog información.

Repudiados, son una selección de nueve relatos escritos a lo largo de nueve años, el último, el mismo año de su suicido. Su propia vida son fuente de inspiración para sus escritos.

El alcohol era su autentico problema como reconoce en el cuento Cerezas 桜桃 (1948), "...Al final, siempre acabo sonriendo a pesar de la ira que siento. Me callo, le doy muchas vueltas a la cabeza y termino emborrachándome para ahogarlo todo en alcohol". Este cuento, está relacionado con el titulado La mujer de Villon (Villon no tsuma, 1947) incluido en la selección de Ocho escenas de Tokio,  y que, de forma magistral nos muestra la película La esposa de Villon ヴィヨンの妻 (Villon's Wife) de Kichitaro Negishi 根岸吉太郎, terminando el film compartiendo las cerezas con su mujer, una escena muy romántica. A diferencia del cuento donde nos dice que se las sirvieron para acompañar el sake, pero en lugar de llevarlas a casa, se las come todas, a pesar de que sus hijos jamás hayan visto unas cerezas. Nos cuenta, en apenas cuatro o cinco páginas, lo mísero que era su vida, no era capaz a enfrentarse a su esposa y no sabe cómo responder cuando ella dice que su valle de lágrimas lo tiene en el pecho. "Evitaban hablar de los problemas de su hijo... retrasado, sordo... reconocerlo abiertamente era demasiado duro para ellos..". La madre le abrazaba con fuerza, pero el padre solo pensaba en tirarse al río con él. El 13 de junio de 1948 se suicida tirándose al río Tama atado con una cinta roja a su amante.

El resto de cuentos incluidos en la publicación, siguen siendo partes de su vida: Un niño elegante (1939), solo preocupado por su aspecto, "el verdadero y único sentido de la vida es causar buena impresión a los demás...". Repudiados 姥捨 (1947), una pareja busca la forma y el lugar para suicidarse. Luces de boda (1939). Narcisos 水仙 (1942). En memoria de Zenzo 善蔵を思う (1940). Un gran día (1944). Diosa 女神 (1947). Bizan 眉山 (1948).

Todos los cuentos son indispensables para conocer un poco mejor a Dazai. En muy pocas líneas se desnuda completamente y parece que está justificando el camino que le lleva al suicidio debido a su inutilidad como persona, fracaso como esposo, padre de familia, escritor y sin poder mantener relaciones sociales. En fin, supongo que las adiciones y, probablemente, las depresiones nos llevan a estas situaciones de desprecio total a uno mismo. Esta hermosa edición está traducida por Ryoko Shiba y Juan Fandiño.

Otra obra del autor en el blog, Colegiala - 女生徒
Osamu Dazai junto a su hija Sonoko 園子,
en el patio de su casa en Mitaka (1948).
Tuvo un hijo con síndrome de Down llamado Masaki 正樹 y otra hija llamada Satoko 里子,
famosa escritora que firmaba con el nombre deYuko Tsushima 津島佑子, falleció en febrero de 2016 a causa de un cáncer de pulmón


lunes, 5 de febrero de 2018

Kitchen キッチン Banana Yoshimoto 吉本ばなな


No hablaba mucho de Banana Yoshimoto 吉本ばなな (Yoshimoto Banana) en la primera novela que había leído de la famosa autora en Recuerdos de un callejón sin salida, hoy tampoco me voy a extender. Solo te comento que en realidad se llama Mahoko Yoshimoto (吉本 真秀子 Yoshimoto Mahoko), nació en Tokio en 1964. Lo de Banana es porque le encantan las flores del banano.

Como me había prometido que empezaría a leer sus primeras publicaciones, para ver si tenía  feeling con ella, me he decidido por su primera publicación, Kitchen キッチン ( Kitchin) en 1988.

La publicación en España (y en otras ediciones), incluye, junto a Kitchen, otra historia titulada Moonlight shadow ムーンライト・シャドウ.

En la primera historia, fallece la abuela de Mikage y en estos momentos de dolor se refugia en la cocina de casa. Cuando un joven, Yuichi,  que conocía a su abuela le invita a vivir en su casa junto a él y a su madre, que había sido un hombre, y cuando su esposa fallece toma la decisión de ser mujer. Acepta, y su cama será el sofá del salón junto a la cocina. Tres seres con su dolor y que acaban  amándose, dejando a un lado la soledad.

En la siguiente historia Moonlight shadow, Satsuki intenta recuperarse de la muerte de su novio que falleció en un accidente de tráfico.

No sé por qué la comparan con Haruki Murakami, supongo que será por los temas que trata, cocina, inocencia, pérdida del primer amor, soledad, dolor y más dolor, y en este último cuento, un fantasma, no fantasía. Pero que no os engañen, Haruki Murakami solo hay uno, y Banana Yoshimoto es, una escritora japonesa que escribe historias que alguien se empeña en decir que son parecidas a las del maestro (¿imitadora o coincidencia?), personalmente, no me recuerda a él. Los cuentos no están mal, pero se me han hecho un poco pesados. Ya sé que hay muchos seguidores de la escritora, en realidad, millones, pero, bueno, qué le voy hacer. Aún no me ha hecho feeling.
Cuando Banana Yoshimoto da las gracias por la ayuda en la elección de la portada de su primer libro, se refería a ésta. No a la que Tusquets pone, una mujer desnuda haciendo no sé qué, no tiene nada que ver con el contenido de la historia.
Banana Yoshimoto

miércoles, 31 de enero de 2018

Lecturas de verano en invierno: El Ángel Dadá (Fernando González Viñas - José Lázaro) - Ella en la otra orilla (Mitsuyo Kakuta) - Aki y el misterio de los cerezos (Carlos Bassas del Rey)

El Ángel Dadá 

Venturas y desventuras de Emmy Ball-Hennings, creadora del Cabaret Voltaire 

Fernando González Viñas & José Lázaro (dibujante)


Salvo la primera parte de mi viaje de verano en invierno, que estuve haciendo un poco de turismo por aquí y por allí, cuando llego al caribe fue ya con la clara intención de holgazanear. Dos semanas tirada en una hamaca (bueno, ya me entendéis, durante el día) de hotel con una playa maravillosa, palmeras, arena fina, agua calentita y una temperatura maravillosa, no me acordé del frío de Madrid para nada, alternando mis baños de sol en la hamaca con baños en el mar, me ponía las gafas y el tubo y a disfrutar del fondo marino, conozco el paraíso.

Y qué se puede hacer en una hamaca de playa después de tener la panza llena, pues, además de beber agua y de dormir un poco, leer. Tres libros, todos relacionados con Japón, de alguna manera, pero completamente diferentes. 

 Me llevé como único libro de papel,  El Ángel Dadá, de mi amigo virtual Fernando González Viñas. el cordobés más famoso de este blog. Qué tiene que ver con Japón la historia, nada, pero su autor es un cordobés-samurái, sin katana, eso creo, que conoce Japón como nadie, es como un Lafcadio Hearn, pero del siglo XXI. Los otros dos libros que leí los llevaba en el kindle, que para viajar no hay nada igual.

El Ángel Dadá es una novela gráfica centrada en las Venturas y desventuras de Emmy Ball-Hennings, creadora del Cabaret Voltaire. ¡Cuánto mundo desconozco!, no conocía a Emmy, ni sabía de su existencia.

Uno de los libros que tengo en casa titulado (a saber quién lo compró), Dadaísmo, de Dietmar Elger (Taschen Benedikt - 2004), parece muy sesudo y da un repaso, como su título indica, al movimiento Dadá, pero una lectura rápida, bueno, más bien pasar hojas, para que engañar, apenas veo alguna referencia y alguna fotografía de  nuestro Ángel Dadá, Emmy.

Y como el asunto es entre Doctores de Historia, yo me quedo con Fernando González Viñas, faltaría más, que visibiliza a una mujer artista de una forma entretenida y muy bella (la novela es una pasada), que falta nos hace conocerla, con sus virtudes y sus miserias, que alguna había. Dentro de poco publicará la traducción de la que fuera su primera novela, Cárcel, seguido del poemario Estrofas del éter, le gustaba ponerse hasta las cejas con éter (y con cocaína, cognac..., y cualquier cosa que pillara)

Conociendo las anteriores publicaciones de Fernando González Viñas, El último yeyé; Esperando a Gagarin; Japón, un viaje entre la sonrisa y el vacío; y Manolete, biografía de un sinvivir, tiene mucho mérito escribir una novela de esta calidad y donde la protagonista es una mujer, por momentos creía que era la propia Emmy Hennings quien contaba su propia historia, sin embargo, el humor inconfundible del cordobés, como no podía ser de otra forma, está presente.

En la novela se menciona a muchos artistas coetáneos de Emmy, tanto del movimiento Dadá como de otras expresiones artísticas, uno de los que me llamó más la atención, fue Herman Hess, uno de mis autores favoritos de mi juventud (fundamentalmente por Siddharta y El lobo estepario). Y ¿sabías que el movimiento Dadá también estuvo en tierras niponas?, uno de sus representantes fue Shinkichi Takahashi, un matrimonio de Dadá con Buda,

Dadá afirma todo y niega todo 
 Dadá encuentra el yo en todo 
 Todo es único; la resignación búdica
encuentra todo en todo...

Las ilustraciones son de José Lázaro, por momentos crees que estás en el nacimiento del cine, cine mudo expresionista alemán, al que tan agradecidos estamos los amantes del cine, para que tengáis una idea cómo son esas ilustraciones, recordad, por ejemplo, El gabinete del doctor Caligari, 1920, de Robert Wiene, o como no mencionar la conocida como Nosferatu, 1922, dirigida por Friedrich Wilhelm Murnautienen.

Así que, te animo a que disfrutes de esta magnífica novela, no solo servirá para entretenerte, además, para consulta de una época y de unos personajes que quisieron romper con las convenciones sociales y que tocaron todas las artes. Yo volveré a su lectura y a disfrutar nuevamente de sus viñetas (en mi libro conservaré la arena caribeña que se quedó entre sus hojas, la dejaré de recuerdo de un guapo italiano que conocí allí, en fin) 
Fernando González Viñas

José Lázaro
(no tengo nada contra él, pero es que no encontré otra foto un poco más actual)

Ella en la otra orilla

Mitsuyo Kakuta


Mitsuyo Kakuta (角田 光代, Kakuta Mitsuyo) es una mujer japonesa nacida en 1967 en Yokohama. Novela que publica, le llueven los premios, como ha sido con otro de los títulos publicados en España, La cigarra del octavo día, (Rebirth, 八日目の蝉, Yokame no semi) de la que se ha hecho una película y una serie de televisión, ésta no la vi, pero sí la película, premiada en la Academia de cine japonés en 2012, dirigida por Izuru Narushima, 成島出, (mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor guión...). 


Cuenta la historia de una mujer que queda embarazada de su jefe y éste le obliga a abortar, quedará estéril por la intervención quirúrgica, pero él, se casa con otra mujer y tiene con ésta una hija. A ésta niña la rapta aquélla mujer y viven juntas durante cuatro años, al cabo de este tiempo, la niña es devuelta a sus padres. Después de todo esto, mucho cine y un dramón en toda regla, pero no se hace en ningún momento pesado, a pesar de las dos horas largas de duración, todo lo contrario, 

Ella en la otra orilla, el libro que leí en la hamaca del caribe, fue publicado en España en 2016, y también los personajes principales son las mujeres. De nuevo, Kakuta, hace hincapié en el machismo de la sociedad japonesa y la presión que se ejerce sobre las mujeres para un determinado comportamiento familiar, casada con hijos y ocupándose de la casa, nada de ir a trabajar fuera. También, en esta novela la autora juega con dos líneas temporales. Sayoko es una mujer casada con una hija (a la que me daban ganas de estrangular porque no paraba de llorar y de estar colgada de su madre), ella tiene problemas para relacionarse con otras personas, y ese mismo comportamiento lo está viendo en su hija, y no quiere que se convierta en una réplica suya, por ello, decide comenzar a trabajar.

Conoce a Aoi, una mujer totalmente diferente a ella, siendo la otra línea temporal la niñez de Aoi, que había sufrido bullying en el colegio, pero ha evolucionado completamente diferente a Sayoko. Temas importantes en la novela, además del bullying, son la conciliación familiar, por una parte, los esfuerzos de esta madre para cumplir con su trabajo y con sus obligaciones en la casa familiar, porque, por supuesto, a su marido no le importa que trabaje, pero que no le endilgue (endilgar, es la palabra que utiliza) la niña o cualquier otra responsabilidad de la casa, que eso no es asunto suyo, y por otra, como vemos, el machismo tan marcado de esta sociedad, todo son problemas para la mujer que decide hacer algo diferente a lo establecido.

Novela muy recomendable para quienes quieran saber sobre la literatura actual japonesa, además, de ser una historia que en ningún momento decae, haciéndote continuar hasta el final.
Mitsuyo Kakuta

Aki y el misterio de los cerezos

 Carlos Bassas del Rey

Hacía tiempo que tenía este libro en el kindle, pero no me decidía a leerlo, yo que sé, compro libros y después tardo mucho en leerlos y algunos llevan esperando mucho en la estantería, o en el kindle, a que me digne a comenzar su lectura. Sobre el autor de esta novela no puedo hablar, nunca antes había leído nada suyo, hasta ahora.

Es una lectura juvenil que se desarrolla a comienzos del siglo XVII, con Tokugawa dirigiendo los designios del país, en paz después de muchas guerras.

Aunque utiliza algunos clichés literarios, como el joven inexperto y el maestro casi superdotado, con un amigo de aquél, gordo y bonachón, sin embargo, la novela funciona bastante bien y hasta que no llegas al final no paras.

Aki es el joven protagonista y el que nos cuenta en primera persona, los hechos acaecidos hablándonos de él mismo, del maestro, y qué ocurre con los cerezos. Tendrá una batalla con unos yokais (demonios), que por supuesto, saldrá victorioso, y gracias a él, su maestro no muere.

Bueno, después del dramón anterior, me vino de perlas esta historia de Aki. Por cierto, los personajes femeninos no existen, tiene alguna frase al final del libro la madre de Aki, ¡la mitad de la humanidad ha desaparecido!, esto es, un entretenimiento juvenil de "chicos", pero ya ve el señor Bassas, las chicas también leemos historias de samuráis.
Carlos Bassas del Rey