Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

sábado, 15 de noviembre de 2014

New York, New York

No cambio mis amores de Tokio por Nueva York, pero esta ciudad tiene algo muy especial. Acabo de llegar de hacer un mini tour por USA y México, ya que andaba por allí, intenté aprovechar el viaje, algunas cosas, cuanto más mejor.

Me gustan los americanos en las distancias cortas, son charlatanes, espontáneos, en fin, como yo misma.

Los del MOMA, pero qué majos son. Creo que hice una fotografía a cada uno de los cuadros que tienen colgado.

Cuando llegué a la iglesia de San Patricio, iba a comenzar una misa, así que me quedé al espectáculo, me senté en una silla y me dieron un libreto para que cantara. Colocaban a los asistentes y había unos cuantos con pinganillo. Hubo pleno, la iglesia estaba llena y cuando llegó la hora de comulgar, casi me levanto, porque prácticamente todos los asistentes fueron a comer la hostia. Al final, como en las películas, dos curas se fueron a la salida de la iglesia y daban la mano a los asistentes, yo se la di a los dos, no lo pude evitar, como si estuviera en el teatro. Por cierto, pasaron dos veces el cesto.
También visité los barrios y para ello utilicé el metro, que tiene sus peculiaridades, pero una vez que le pillas el tranquillo, y un plano en el teléfono, recorres Manhattan sin ningún problema, y si te despistas, pregunta, que siempre hay gente amable dispuesta a echarte un cable.
Otro día hablaré de México, por cierto, gente muy amable y también muy charlatana. 

Hasta la vista!!!!

2 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

Preciosa ciudad! Bueno, quizá no sea el adjetivo preciso. Fascinante, este, desde luego que sí.
Espero que disfrutaras tanto como yo y "los míos" cuando estuvimos.

Saludos !

Bara 薔薇 dijo...

Hola José,
Preciosa y fascinante, creo que son adjetivos que le van muy bien a la ciudad. Jo!!!!, pero qué bien lo pasé, en fin, de turista se está bien en todas partes.
En algún sitio de tu blog leí alguna referencia positiva de Nueva York, que también me animó al viaje.
Fue un viaje de esos que te salen bien, sin contratiempos; ya tengo mono de volver a marchar, en fín, supongo que hasta la próxima primavera no será posible.
Un abrazo,
Bara