Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

martes, 2 de octubre de 2012

Japón y Goya son vecinos en el British Museum

De las ciudades europeas que conozco en la que más a gusto estoy es en la de Londres. Ciudad para pasear, vas por aquí, por allí, entras, sales. Además, hay tantas cosas que ver. Y aunque repitas el viaje a la ciudad, da lo mismo, siempre hay algo nuevo.

Así que, me contaron que en el British Museum había unas salas de arte japonés. ¿No me digas?... Como cuando lo visité aún no tenía esta vena japonesa, ni siquiera me acordaba que hubiese algo del lejano oriente. Además, siempre tuve la idea que todo lo que había en el museo lo tenían "prestado" los ingleses de sus correrías por el mundo, así que, me entró la curiosidad, porque, vamos a ver, los japoneses siempre han sido los expansionistas y no al revés, y aunque perdieron la 2ª Guerra Mundial no creo que hubiesen ido los ingleses a la "compra" por Ginza.

Cuando llegué al museo compré un mapa y veo que el espacio dedicado a Japón no es muy extenso, pero bueno, allá voy. Se encuentra en el palomar y son las salas 92 a 94 y todo, excepto una casa de té, que estaba cerrada y con unas sillas cutres para que se siente el público, todo lo expuesto se encuentra detrás de unas vitrinas de cristal, que bien parecían a prueba de balas. Que sí, todo muy bonito pero me decepcionó un poco, por lo que había y por lo poquito que era, que sí, que los japoneses como son muy listos se lo quedan todo y dejan que salga de su país solo algunas cosas. No queda más remedio, debo admitirlo, tengo que viajar a Japón. Comenzaré a preparar mi viaje.

Por cierto, La gran ola de Kanagawa, que la publicidad del British la destaca entre los top 10 de su contenido, no estaba expuesta, ¡qué decepción!, solo aparecía en multitud de artículos en la tienda del museo, que por cierto no compré, y en la que no me gasté ni una libra, como protesta, de la que nadie se enteró. Por supuesto hice una donación, el museo es una pasada y espero que siga cuidando las joyas que tiene. (La entrada es gratuita y podéis hacer cuantas fotos queráis, bueno, esto supongo que todos lo sabéis, pero está bien destacarlo).
Os preguntaréis, si es que habéis llegado hasta aquí leyendo, ¿qué pinta Goya en todo esto?. Pues sencillo, nuestro compatriota era vecino del palomar, casi al final de la sala de Japón (dicen que son tres, en realidad es una un poco amplia), hay una escalera interior y llegas a la sala 90 donde se encuentran una veintena de grabados de Goya, estarán hasta el día de reyes del año que viene. Mira tu hasta donde me fui a ver el trabajo de este compatriota pero nunca se debe dejar pasar la oportunidad de disfrutarlo. Bueno, hay que decir que también estaba Velázquez, Murillo, Ribera...

Bueno, que os vayáis a London, que merece la pena, yo sigo con mis vacaciones.

2 comentarios:

El Gélido Tolya dijo...

si hay un goya en cualquier parte, merece la pena la visita.
media pinta para mí.
saludos.

Bara 薔薇 dijo...

Y yo brindo contigo Tolya, por Goya, por London, por Japón...

Vamos a necesitar algo más de media pinta…

Bye,

Bara